Trayectoria profesional, académica, los cargos que ha desempeñado en la función pública, su trayectoria internacional, el detallede las conferencias que ha pronunciado en el país y en el exterior, sus publicaciones y en particular, información sobre Derechos Humanos, Ombudsman, Defensor del Pueblo, derecho al desarrollo, derechos de usuarios y consumidores, globalización y su actividad profesional actual.

364).-

“Los Hombres pasan, las instituciones quedan…” publicado en el sitio Fundación Observatorio de los Derechos Humanos, 20 de mayo, 2008.

Los hombres pasan, las instituciones quedan… ¿como quedan?… depende de los hombres que pasan…

La noticia publicada el lunes 19 de mayo en el diario La Nación decía lo siguiente: “Defensor o gobernador. Eduardo Mondino comenzó a recorrer su provincia, Córdoba, con miras a 2011. El defensor del Pueblo quiere competir por la gobernación de la provincia que gobierna Juan Schiaretti. El actual mandatario, recuerda, no podría ser reelegido porque fue vicegobernador en el anterior mandato de José Manuel de la Sota. “No me veo para las elecciones legislativas de 2009; todavía tengo mandato como ombudsman”, dijo Mondino en reuniones reservadas. De la Sota tiene un proyecto presidencial, mientras que Luis Juez tendrá un desgaste importante, especula. Comenzó a reunir adeptos en Río Cuarto y en San Francisco.” ( página 7)

Seguramente para quien no está advertido, la lectura de esa noticia no pasa de ser una más, pero para quienes conocemos y hemos contribuido al nacimiento de la figura del Defensor del Pueblo de la Nación, no deja de producir una rara mezcla de repugnancia y lástima.

En pocas palabras, lo explico de la siguiente forma: quien está desempeñando el cargo de Defensor del Pueblo de la Nación y en ejercicio de su mandato, utiliza esa Institución Constitucional para proyectarse hacia un cargo político cuando venza su mandato. Algo deleznable teniendo en cuenta que la ley 24284 que rige esta Institución Constitucional prevé expresamente en su Capítulo II Incompatibilidades. Cese. Sustitución. Prerrogativas Artículo 7º. “El cargo de Defensor del Pueblo es incompatible con el desempeño de cualquier otra actividad pública, comercial o profesional, a excepción de la docente, estándole vedada asimismo la actividad politica partidaria”.

Esta manipulación política repugna a la tradición casi bicentenaria de esta Institución; implica la desnaturalización de la misma y arroja sombras sobre su actuación ya que es legítimo imaginar que el Defensor del Pueblo está direccionando su actuación hacia su provincia natal con el objetivo de ser candidato a Gobernador; de esta forma da un pésimo ejemplo a la ciudadanía que advierte impávida cómo se desnaturaliza una figura constitucional que debe independiente, autónoma y que no recibe instrucciones de ninguna autoridad ( conf. artículo 86 CN).

Mientras ese trascendido no sea desmentido, el titular de la defensoría del Pueblo es pasible de ser sometido a juicio político por haber incurrido en una causal de incompatibilidad. Esto, por supuesto, en el plano estrictamente jurídico; intuyo que, ante los graves problemas nacionales que padecemos como País y como sociedad, no habrá legislador que repare en este “desliz” y como entre los argentinos, la ley es sólo una sugerencia, todo seguirá igual…es decir, en un estado de anomia que agobia.

Quizás en alguna ocasión, los legisladores se percaten de la importancia de esta Institución, la arropen, la protejan de usos desviados y modifiquen su ley regulatoria estableciendo, entre otras normas deseables, que la eventual reelección quede a cargo de los defendidos (el Pueblo) y no en manos de los políticos y que cuando termine el mandato, su titular estará impedido, por dos años, de ejercer cualquier otro cargo público.

Con estas breves explicaciones y con la autoridad de haber sido el fundador de esta Institución Constitucional en la Argentina, ahora se entiende con mayor claridad el titulo de esta nota...Los hombres pasan...las instituciones quedan…quedarán jerarquizadas o desnaturalizadas por obra y gracia de sus titulares y por el uso debido o indebido de sus facultades.

(*) Dr. Jorge Luís Maiorano
Defensor del Pueblo de la Nación (mc)
Ex presidente del Instituto Internacional del Ombudsman (IOI)
Defensor del Asegurado.