Trayectoria profesional, académica, los cargos que ha desempeñado en la función pública, su trayectoria internacional, el detallede las conferencias que ha pronunciado en el país y en el exterior, sus publicaciones y en particular, información sobre Derechos Humanos, Ombudsman, Defensor del Pueblo, derecho al desarrollo, derechos de usuarios y consumidores, globalización y su actividad profesional actual.

350).-

“Los derechos humanos en las empresas privadas”, publicado en el Boletín numero 20 del Observatorio de los Derechos Humanos agosto de 2006.

Los derechos humanos en las empresas privdas

Dr. Jorge Luis Maiorano
Defensor del Pueblo de la Nación (mandato cumplido)
Ex Presidente del Instituto Internacional del Ombudsman.


¿Quien puede negar que en la actualidad, los derechos humanos constituyen el tema de arduos debates desde el punto de vista ideológico? No es lo mismo pensar en esos derechos desde una visión izquierdista que desde la óptica de derecha…si tomamos por cierto eso de la muerte de las ideologías.

Yo creo, en cambio, que se impone una visión superadora más allá de los ideologismos extremistas; una visión que tenga al ser humano como centro del debate y no como objeto del mismo. Esos derechos humanos, que en alguna medida, muchas veces son meros catálogos de ilusiones, están contemplados y garantizados tanto en normas nacionales como en instrumentos de carácter internacional; ya existe una justicia internacional contra los crímenes de lesa humanidad, por ejemplo.

Pero cabe formular una advertencia: los derechos humanos no son solamente violados por el Estado, ya por vía de acción o de omisión; también con frecuencia alarmante se desconocen, vulneran y agravian en el ámbito privado, generalmente al amparo de relaciones asimétricas; por ejemplo, la relación laboral.

Y EN este aspecto, tan importante como la clásica visión que tiene al Estado como único violador de los derechos humanos, es el análisis de su cumplimiento y reconocimiento en los ámbitos privados empresariales. Como consecuencia de esta preocupación un organismo internacional, el Instituto Danés de Derechos Humanos, ha preparado un novedoso y original instrumento denominado “Human Rights Compliance Assessment” (HRCA), es decir, “Evaluación del cumplimiento de los derechos humanos”.

La “Evaluación del cumplimiento de los derechos humanos” es una herramienta de auto evaluación que ha sido diseñada para ayudar a las empresas a detectar las posibles violaciones de los derechos humanos, provocadas por el impacto de sus actividades en los empleados y demás partes intervinientes en las relaciones que generan.

El Quick Check, así se llama a esta herramienta empresaria, funciona a partir de una base de datos que contiene más de 350 preguntas y 1000 indicadores de derechos humanos desarrollados a partir de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de los Pactos Internacionales de 1966 y de más de 80 tratados y convenios relevantes en la materia.

El Quick Check se presenta como un producto informático interactivo que permitirá a las empresas seleccionar y modificar la base de datos ajustándola a la actividad de cada empresa. Esas normas e indicadores se actualizan anualmente a partir de los comentarios de las propias empresas y las organizaciones de derechos humanos. Este procedimiento asegura la permanente actualización de la evaluación, para dar una cabal respuesta las reales necesidades cotidianas y a los cambios normativos que se vayan produciendo.

Entre los actos y hechos violatorios de los derechos humanos en el ámbito empresario se encuentran, por ejemplo:

1. Prácticas laborales: los derechos de las personas contratadas o que buscan ingresar en la empresa (por ej. acoso sexual)

2. Impacto en la comunidad: los derechos de las personas que viven en sociedades que se ven afectadas por sus actividades o por los productos de las propias empresas ( por ejemplo, lo atinente a las medidas de prevención ambiental y de protección de los derechos de los consumidores)

3. Gestión de la cadena de suministros: los derechos de las personas afectadas por operaciones de las empresas ya sean empleados, comunidades locales u otras partes involucradas.

Este instrumento, novedoso en nuestro país, puede sumarse a los diferentes controles de calidad a que se ven sometidas las empresas para alcanzar una calificación que las distinga en el mercado, todo ello en base a las disposiciones adoptadas por los organismos internacionales normalizadores. Es de esperar que también entre nosotros se adopte el Quick Check ya que, a la postre, redundará en una relación laboral de respeto a la dignidad humana, base ineludible de toda convivencia armónica de una sociedad.