Trayectoria profesional, académica, los cargos que ha desempeñado en la función pública, su trayectoria internacional, el detallede las conferencias que ha pronunciado en el país y en el exterior, sus publicaciones y en particular, información sobre Derechos Humanos, Ombudsman, Defensor del Pueblo, derecho al desarrollo, derechos de usuarios y consumidores, globalización y su actividad profesional actual.

349).-

“La vida es un horror”, publicado en el Observatorio de los Derechos Humanos, junio de 2006  y reproducido por la agencia de noticias DERF como Editorial el día 21 de junio de 2006. (www.derf.com.ar).

La Vida es un Horror

“Cualquiera lo sabe. La vida es un horror. Pero todos tratan de ocultarlo. Crece el miedo a vernos como somos, a como evolucionamos. Mejor mirar para otro lado, tomar distancia. Crece el miedo a la muerte. Estamos muy desarrollados económicamente. Magnificamos las pequeñas satisfacciones, nos va la salud en ello. Soñamos. Es imprescindible soñar. Se vive muy poco si nos quitan los sueños.....”.

Este pensamiento lo escribió Jorge León Escudero en su blog de Internet poco antes de morir merced a “una mano amiga”.

Jorge León Escudero tenia 53 años cuando murió hace pocos días en Valladolid; su vida se habia convertido, desde hacia seis años, en un infierno debido a un accidente doméstico que lo dejo tetrapléjico. Antes del accidente, era un profesional de la sanidad, artista, escritor, escalador, espeleólogo, creativo, inteligente y vital, como lo ha definido su propia familia. Su cadáver fue encontrado sin signos de violencia y desconectado del respirador automático en su domicilio. Cerca de su cuerpo fue hallado un vaso vacío con alguna sustancia que esa”mano amiga”, como la denomina la familia, le acercó. Él solo podía mover los labios; estaba impedido de cualquier otro movimiento; siempre necesitaba de un respirador artificial para seguir viviendo. No era autónomo y en reiteradas ocasiones, con anterioridad, ya había pedido que se lo quitaran.

Este hecho, por demás impactante y doloroso, ha vuelto a plantear en España el tema de la eutanasia o, con una denominación un tanto menos impactante, “muerte asistida”. Y es que España asistió hace ocho años a un debate que ahora se ha renovado; fue con motivo de la muerte de Ramón Sampedro quien, en una situación sustancialmente similar, tomó cianuro que lo condujo a la muerte. La película “Mar adentro” se inspiró en este caso en el cual se han producido en los últimos años diversas novedades legislativas; así, por ejemplo, ya son tres los países – Suiza, Bélgica y Holanda- y un estado de los EEUU- Oregón- los que han despenalizado, en distintos grados, la ayuda a quienes quieren poner fin a sus vidas.

Las voces que se están alzando en España, en estos momentos, ofrecen variedad de matices; hay quienes han denunciado que detrás de la reactivación de este debate artificial se ocultan oscuros intereses que menosprecian la vida de los enfermos; en esa línea se inscriben las plataformas ciudadanas Hazte Oír y Hay alternativas que, además, han reclamado la urgente necesidad de investigar y desarrollar una red nacional de cuidados paliativos.

Desde una visión radicalmente diferente otros, argumentan, como el eurodiputado liberal británico Chris Davis, que “...la muerte digna forma parte de los derechos humanos....” argumentando a esos efectos que “..si estas sano y te quieres suicidar, puedes tirarte por un barranco, pero si estas discapacitado, dependes de alguien que te ayude...” preguntándose si “¿podemos imaginar la pesadilla por la que atraviesan los individuos atrapados en cuerpos que les hacen sufrir un dolor terrible...?”

Desde el Gobierno español se ha despejado cualquier duda respecto a la regulación de la eutanasia sosteniendo, a través de la Ministra de Sanidad, que ese asunto no esta previsto en la agenda política del Ejecutivo.

A nadie se le escapa que la cuestión es extremadamente delicada ya que presenta un agudo dilema moral generando un enfrentamiento entre dos principios: el derecho fundamental a la vida y el derecho a morir dignamente, que es la traducción del derecho a disponer de la propia vida, basado en la libertad como valor absoluto.

En la Argentina no se conoce todavía un caso que haya provocado tanto escozor como lo que está aconteciendo en España; en cualquier caso estimo que debemos estar preparados para un debate que no será pacifico, precisamente.

Dr. Jorge Luis Maiorano
Primer Defensor del Pueblo de la Nación Argentina
Ex Presidente del Instituto Internacional del Ombudsman
Defensor del Asegurado